El Consejo Andaluz de Dentistas renueva el convenio de colaboración del Programa PIRASOA para el correcto uso de los antibióticos

Andalucía reduce un 17% el uso de antibióticos en centros de salud y casi un 16% en hospitales
Andalucía ha logrado reducir un 17% el uso de antibióticos en centros de salud y un 15,8% en hospitales, desde la implantación en 2014 del Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos (PIRASOA). Así lo ha dado a conocer hoy la consejera de Salud, Marina Álvarez, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el impulsor y coordinador de este programa, José Miguel Cisneros, y los presidentes de los consejos andaluces de los colegios oficiales de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas, Juan Antonio Repetto, Antonio Mingorance y Luis Cáceres, respectivamente.

En palabras de la titular de salud, iniciativas como el Programa PIRASOA son de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que España es el país con mayor consumo de antibióticos en el mundo y uno de los primeros en número de infecciones causadas por bacterias resistentes, dos elementos estrechamente relacionados que condicionan el éxito del tratamiento necesario para los pacientes.

Con el Programa PIRASOA, según la consejera, se ha conseguido tanto reducir el uso de antibióticos en los centros de salud y hospitales andaluces, como también contener y reducir el incremento de infecciones por bacterias multirresistentes dentro y fuera del hospital, con la implicación del equipo del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía (SVEA). Para Álvarez, la reducción del consumo refleja una optimización del tratamiento antibiótico, que ha venido acompañada de la mejora en el perfil de prescripción que se realiza. Así, los profesionales están prescribiendo menos antimicrobianos con mayor impacto ecológico y considerados “estratégicos” y están eligiendo otros más eficaces y de menor impacto ecológico.

 

Colaboración con colegios profesionales

En el último año, el Programa PIRASOA encontró nuevos aliados, como han sido los colegios profesionales andaluces de médicos, farmacéuticos y dentistas. El Servicio Andaluz de Salud y los consejos andaluces de estos colegios profesionales suscribieron convenios de colaboración que han sido muy productivos y que se han renovado un año después para seguir sumando esfuerzos en un problema de magnitud mundial, tal cual lo ha definido la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Naciones Unidas.

En estos convenios se establecen medidas de cooperación como la difusión periódica de los objetivos del Programa PIRASOA entre los colegiados, a través de presentaciones y jornadas formativas; la colaboración en campañas de prevención y educación sanitaria entre la población; y el apoyo a la investigación e innovación.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Médicos (CACM), Juan Antonio Repetto, ha destacado la "decidida implicación y el firme compromiso del CACM para extender el uso adecuado de antimicrobianos mediante una información útil y clara que evite errores”. En esta línea, según Repetto, “ya hemos puesto en marcha las primeras actividades de carácter formativo entre los colegiados andaluces que puedan ayudarles en su práctica clínica y que se encuadran en el marco de colaboración que venimos manteniendo con la Consejería de Salud".

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Antonio Mingorance, ha calificado igualmente la colaboración de “muy positiva”, en cuanto “ha venido a reforzar la labor de concienciación sobre el correcto uso de los antibióticos que han venido realizando históricamente los profesionales farmacéuticos en nuestro entorno”. En enero, y dentro del convenio suscrito con el SAS, se lanzó una campaña en las más de 4.000 farmacias de la comunidad con abundante material informativo dirigido a los usuarios y pacientes; campaña que ha tenido su continuación en las redes sociales con el hashtag #antibióticoslosnecesarios, con gran difusión.

"Si tomas antibióticos cuando no lo necesitas, dejarán de servirte cuando los necesites" era el mensaje principal de esta acción que se desarrolló de forma activa en la red de farmacias de la Comunidad, en la que trabajan más de 9.000 farmacéuticos, y que pretendía “acabar con costumbres tan extendidas como tomar el antibiótico que ha estado tomando algún familiar, del que nos han quedado algunas unidades, dejarlo de tomar en cuanto uno se encuentra mejor, o tomarlo para casi cualquier cosa”, ha explicado Mingorance.

Paralelamente, se ha estado desarrollando con el equipo de PIRASOA un programa formativo diseñado específicamente para que los farmacéuticos andaluces mejoren sus destrezas profesionales en todo lo relativo a información, consejo y vigilancia farmacéutica en torno a los antimicrobianos.

Por su parte, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Dentistas, Luis Cáceres, ha valorado los resultados obtenidos tras el comienzo de la aplicación de este programa, ya que se ha reducido considerablemente la prescripción de antibióticos por parte de los profesionales sanitarios, “acercándonos cada vez más a un correcto uso de este tipo de medicamento en nuestra Comunidad Autónoma y evitando así la aparición de resistencias antimicrobianas, un importante problema de salud pública global”.  Cáceres ha resaltado también la importancia de la renovación de este convenio y ha querido mostrar su compromiso de seguir trabajando en esta línea dentro de los colegios profesionales, a través de actividades formativas y campañas informativas, para optimizar el cumplimiento de las recomendaciones del programa andaluz entre sus miembros y contribuir al uso prudente de los antimicrobianos.

La consejera de Salud ha agradecido a los tres responsables de los consejos andaluces de colegios profesionales su implicación, al igual que al conjunto de profesionales del sistema sanitario en Andalucía, ya que “han sabido reconocer en el Programa PIRASOA su contribución a la calidad asistencial y a la lucha que a nivel mundial libran todos los países para vencer a las bacterias multirresistentes y panresistentes que causan millones de muertes en el mundo cada año”. En Europa, estas muertes alcanzarán el millón en 2050, de no conseguirse vencer a las bacterias que se han hecho fuertes ante unos antibióticos cada vez menos efectivos y que serán más mortales que el cáncer.