El Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz advierte del riesgo sanitario existente por el intrusismo en la profesión

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha mantenido una reunión con el presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz, Ángel Rodríguez Brioso, y su vicepresidente, Ángel Carrero Vázquez. Además de advertir del fraude y el intrusismo que están observando desde el órgano oficial, Brioso y Carrero han comentado al subdelegado el “importante riesgo san itario que conlleva esta situación, porque cualquier mínimo trámite en una consulta atendida por alguien sin la formación necesaria puede traer consigo nefastas consecuencias para el paciente atendido”.

De Torre les ha trasladado su disposición para poner en conocimiento de la Comisión Antifraude provincial y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado esta circunstancia, que supone “un fraude y un intrusismo evidente en la profesión pero que, ante todo, pone en peligro la salud de cualquier persona que acuda a estas consultas. Al igual que ocurre con otros sectores con los que nos hemos reunido habitualmente, como los taxistas o los estanqueros entre otros, todos los componentes de la Comisión Antifraude, en el ámbito de sus competencias, actuarán con tra toda persona que intente defraudar al resto del ciudadanos, también dentro del colectivo de los dentistas, como no podía ser de otra manera y siendo en este caso además, vuelvo a recalcar, un riesgo evidente para la salud”.

Los representantes del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz explicaron al subdelegado que, según sus cálculos, “un 30 por ciento de los usuarios de dentistas pueden estar atendidos por personas que carecen de titulación. Por ello, ya hemos abierto más de una veintena de procesos judiciales porque estos mal llamados dentistas no pueden poner en riesgo evidente la salud de los pacientes, y es algo en lo que la Justicia ya está tomando medidas, siendo además un claro fraude”.