Ratifican condena a una higienista dental y un protésico en Sevilla por intrusismo profesional

La Audiencia Provincial de Sevilla ha ratificado la condena impuesta en 2022 por el Juzgado de lo Penal número 3 de Sevilla a un protésico dental y a una higienista por un delito de intrusismo profesional. Esta sentencia es firme y no cabe recurso.

En este proceso el Colegio de Dentistas de Sevilla, que denunció tales hechos, ha actuado como acusación particular como corporación de derecho público a través de su Asesoría Jurídica.

Tanto el protésico como la higienista deberán pagar una multa de 2160 euros cada uno, correspondiente a una pena de 6 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros.

En la sentencia queda probado que los acusados realizaron funciones propias de la profesión de dentista. Según la afectada, que acudió en varias ocasiones a la clínica, a veces era atendida por otro dentista, si bien “otras veces era atendida únicamente por el protésico dental y por la higienista, y que en una ocasión el protésico retiró la prótesis a la afectada, la reparó y se la volvió a colocar”.

Los hechos considerados probados constituyen un delito de intrusismo profesional del art. 403 párrafo primero, inciso primero CP (redacción original, anterior a LO 1/2015), que establece: «El que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, incurrirá en una pena de multa de seis a doce meses».

El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla, Rafael Flores, valora la condena, ya que supone un paso más para alcanzar una asistencia sanitaria odontológica adecuada y de calidad, luchando de forma eficiente contra el intrusismo de aquellos que ejercen la Odontología sin tener la formación, las competencias y las capacidades legales necesarias.

No obstante, desde la organización colegial se exige el endurecimiento de las penas puestas por este tipo de delitos, ya que por el momento no es suficiente para reducir el elevado número de infracciones que se producen en el ámbito de la Odontología.